10 febrero 2006

El egoísmo


Para que vamos a engañarnos, una de las primeras cosas en las nos fijamos cuando entramos en un diario que no conocemos, es en el aspecto de la gente que lo escribe. Nos sentimos estafados cuando se nos roba ese mágico momento en el que contemplamos por primera vez la foto de un desconocido. Porque nos sorprendemos al comprobar como le ha tratado la vida. Porque nos recreamos cuando observamos los desesperados intentos por poner a disposición de esta comunidad lo que percibimos como nuestro retrato más favorecedor. Me encantan esas poses que pretenden ser seductoras, aquellas ingenuas miradas que intentan vendernos seguridad, indiferencia o distancia. Qué grandes momentos he pasado analizando perfiles, peinados, poses...

Privarnos de ellos es un acto de crueldad que apunta allí donde más vulnerables somos. Los propios atributos de racionalidad de los que se vanagloria nuestra especie son consecuencia directa de ese sentido de la curiosidad. Acabemos de una vez con las actitudes egoístas de quienes ocultan su imagen. Sí a las fotos que respetan nuestra imperfección, vivan las que nos engañan, las que nos causan risa, envidia, las que nos impresionan, las que nos hacen sentir...

5 Comments:

At lun. feb. 13, 11:04:00 p. m., Blogger Kiriki said...

mmm vaya! lo has cambiado un poco no? jejje
bueno ya veo ke has hecho los deberes estos dias, te pongo en favoritos....
un beso lavapiesanosss

 
At sáb. may. 13, 12:29:00 a. m., Anonymous La Peke said...

Estimado Señor Salitre, creo que contesto a una entrada viejecilla ya, pero de todas (he leído y analizado su lenguaje y códigos minuciosamente, gracias al otro Señor: Mr. Lavapiesano) es una de las más apetecibles -sino la más que me ha gustado-. Es tal vez porque me toca de cerca y porque probablemente la he vivido. Sobre todo cuando escribes en un Diario (lo digo con humildad, eh) y quien te lee espera que tengas más edad de la que tienes, más altura de la que llevas o más años de experiencia, y sobre todo porque cuando te escondes bajo tus letras, dejas de ser quien eres y pasas a SER lo que escribes, ¿y sabes qué? Aunque eso pueda tener algo de malo, no hay nada más delicioso que ocultarse anónimamente bajo las letras, refugiarte en ellas y ser quien quieras ser cuando escribes, o en cuyo caso, quien no quieres también. Sí a las fotos, claro que sí, a mi me encantan, pero da miedo que te encajonen con ideas que postulas –que a veces ni son tuyas- e igual me da vértigo el extra reconocimiento. Así que, no hay más por mi parte: me embarga el saborearme en mi egoísmo, y lamentablemente don Salitre, todos llevamos el gusanillo del egoísmo.

 
At mié. may. 17, 11:44:00 p. m., Blogger salitre said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At mié. may. 17, 11:56:00 p. m., Blogger salitre said...

la peque, si conoces a Lavapiesino, manifiesta tu verdadera identidad!!

 
At jue. may. 18, 10:03:00 a. m., Anonymous la peke said...

Señor Salitre, por qué he de manifestar quién soy si usted ya me conoce? (En específico cuando hurto alfajores de chocolate de su hogar... jejejeje!) y Lavapiesano debe recordarme igualmente bien (no diré bajo qué ciscunstancias: no quiero ofender a nadie en un foro público como éste ;) Por lo demás, un beso y espero hayan llegado bien de Granaaa...

 

Publicar un comentario

<< Home