20 febrero 2006

Evo y Michelle


Siglos de tradición monárquica nos han ayudado a comprender la importancia de saber emparentarse. Hace unos cuantos años, hartos de que los griegos nos continuaran reclamando sus antiguas colonias, la Casa Real decidió enviarles a don Juan Carlos. Bien, hoy somos tan amigos que hasta les compramos sus excedentes de yogur.

Esto guarda relación con la visión que tuve esta mañana al poco de levantarme. Sin saberlo mi subconsciente acabó por unir dos hechos que en principio parecían no guardar demasiada relación. El presidente Evo Morales a su condición de líder indígena suma el ser uno de los solteros más codiciados de América Latina. Aunque candidatas no deben faltarle, ¿por qué no fijarse en la presidenta chilena, Michelle Bachelete que tampoco tiene pareja? Desde finales del siglo XIX sus dos pueblos se encuentran algo enemistados. Creo que para Evo no podría presentarse mejor oportunidad: a cambio de un "sí quiero" la historia lo recordaría por romper el aislamiento marítimo de Bolivia.

Inicio aquí una campaña mundial para conseguir que estos dos señores se dejen de tonterías y pasen a la acción.

1 Comments:

At mar. feb. 21, 10:03:00 p. m., Anonymous tamal said...

tenemos que tener en cuenta que evo tiene una cantidad de pelo lo suficientemente recomendable para traer niños saludables a este planeta a que esperas michele? vivan los peludos!

 

Publicar un comentario

<< Home