21 febrero 2007

Un pisito en Madrid

Hoy me ha dado por seleccionar al azar el anuncio de un piso que se vende en Madrid.


Planetario, 90m2, exterior, 3 dormitorios
Precio: 500.000,00 €

Vistas espectaculares a parque y al Planetario. Metro en la puerta. Comunicación excelente en metro, tren, autobús. Piscina, jardines, seguridad. Piso de esquina. Todo exterior. Muy asoleado. TRASTERO de 6m2 incluido en el precio. PLAZA de GARAJE grande incluida en el precio. 3 dormitorios, salón. cocina, 2 baños, 4 armarios empotrados grandes.

Estos precios, como consecuencia de las peculiares prácticas del sector, ignoran que la naturaleza de la transacción convierte de forma automática a cualquier comprador en sujeto pasivo del IVA o del ITP. Es decir lo primero que debemos hacer es añadir al precio final otros 35.000 euros (7% del valor de escritura). Gastos de tasación, Notaría, Actos Jurídicos Documentados, inscripciones en el Registro de la Propiedad, Gestorías y comisiones bancarias elevarían esta cifra hasta los 43.000 euros.

Supongamos que el contenido de nuestras cuentas corrientes, carteras y colchones no nos permite disponer de esa cantidad de manera inmediata. De acuerdo con nuestra normativa, sólo podríamos hipotecar el 80% del valor de tasación de esta vivienda por lo que en principio para poder acceder a esta fabulosa oportunidad necesitaríamos aportar de contado unos 143.000 euros.

Tomemos un dato con el que comparar de algún modo esta primera cifra. Seamos optimistas y consideremos la última Encuesta Trimestral de Coste Laboral que publica el Instituto Nacional de Estadística. La media nacional nos revela unos costes salariales de 2.112,66€ mensuales. Sustraigamos a esta cifra los costes sociales que paga el empleador (cotización a la Seguridad Social) que voy a suponer en un alarde de optimismo metodológico del 25%, ya nos quedamos en los 1.690 euros mensuales de media (no os preocupéis si no alcanzáis estas cifras, tienen las pagas extras prorrateadas y están contaminadas por los salarios más altos). Pues bien, con una propensión al consumo también conservadora, digamos que del 60% (se supone que podríamos ahorrar un 40% de nuestros salarios) necesitaríamos haber trabajado durante casi 18 años para poder haber reunido la cantidad con la que pagar la entrada. Me diréis que durante ese tiempo podríais haber obtenido un rendimiento positivo invirtiendo las primeras cantidades, pero tampoco conviene olvidar que estamos ante unas cifras de salario medio más altas que las de entonces.

Pese a la precariedad de los datos ya tenemos una primera idea, un trabajador español medio debe destinar 27 años de su salario para acceder a una vivienda de 90 metros cuadrados en esta zona de Madrid

Imaginemos que como alternativa conseguimos que el banco nos preste todo el dinero necesario para cerrar la operación (543.000 euros) y que nos concede la gracia de dejarnos pagar nuestro pisito en el Planetario a 30 años. La cuota hipotecaria a los tipos actuales se nos quedará en 2.751,30 euros mensuales. Pero estas instituciones suelen exigir que el gasto en vivienda no supera el 30% del salario neto mensual: para entrar en la operación es necesario disponer de un ingreso neto mensual de 8.254 euros o, a ojo, unos 11.005,20 euros antes de considerar los impuestos directos durante los próximos 30 años.

¿De verdad se creen estos especuladores hijos de la gran puta que si yo ganara 11.000 euros al mes les iba a comprar un piso de 90 metros cuadrados en el Planetario, una zona que además de estar a tomar por culo se asienta sobre la mierda generada durante más de un siglo por el ferrocarril?

2 Comments:

At lun. feb. 26, 04:24:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

qué puede nosotros hacer para ayudarse, todos no tenemos que convenir toda la hora pero sería agradable .

 
At lun. feb. 26, 08:14:00 p. m., Blogger salitre said...

Pues para ayudarme os sugiero que cambiéis de traductor.

 

Publicar un comentario

<< Home